Bebidas y Tragos
Buscar en el sitio:
Categorias +

En primer lugar, hablemos un poco de porqué se produce la resaca. Después de una noche loca y de haber dormido un rato; al levantarnos podemos encontrarnos con diversos síntomas de que algo en nuestro cuerpo no funciona correctamente, esto es : taquicardias, la cara hinchada, la boca seca, un dolor de cabeza terrible, dolor de estomago y hasta temblores.

¿Que nos ha pasado? Básicamente, que varios órganos de nuestro cuerpo están resentidos porque fueron sacados de su estado habitual y se encontraron irrigados por sangre con alcohol. El alcohol afecta especialmente a la parte del cerebro que regula la eliminacion de agua, y debemos ayudar a nuestro cerebro a recuperar la habilidad de distribuirla.

Lo primero que necesitamos es evidentemente agua, pero especialmente si la noche anterior mezclamos bebidas, si eran de mala calidad, o simplemente porque nuestro estomago no estaba preparado, si bebemos mucha agua(que es lo primero que apetece hacer) nos encontraremos con que todavia nos duele mas la tripa, asi que deberemos buscar otros caminos.

El alcohol actua rapidamente porque hay sustancias que lo “lanzan” por la sangre, pues bien, la mejor manera de reponerse es hacer lo propio con el agua y la sangre que necesitamos.

El principio de la homeopatia (curar enfermedades con el mismo mal que las produce) “Similia, similibus curantur”o “La mancha de mora con otra se quita”,son dos lemas muy validos en esta situacion, de este modo, una o dos cervezas, suelen ser el mejor remedio para quedarse como nuevos. También beber agua con un poco de vodka (cuidado a ver si vamos a volver a empezar), puede ser útil.

No obstante, bien sea por el estomago o porque al día siguiente solo el pensar en beber te pone malo, existen otros remedios igualmente eficaces.

Como alternativas, podemos recomendar sopas que contengan grasas disueltas(de ajo, de pollo), los callos a la madrileña, o lo que se te ocurra, y si crees que tu estomago esta en condiciones, algún condimento picante.

Los zumos de cítricos, de piña, de pomelo o de tomate, también resultan útiles. En Sudamérica es costumbre tomar el zumo de naranja con un par de huevos crudos, o combinando este remedio con anteriores, podemos recurrir al Bloody Mary ( zumo de tomate con Vodka ), para paliar nuestra resaca.

Para los más técnicos, en las farmacias venden unas vitamina llamada B-12, que al entrar en nuestra sangre absorve el alcohol y nos libera en parte de sus perniciosos efectos. Las realmente eficaces valen una pasta, pero hay replicas algo más baratas y que no funcionan del todo mal. Todo aquel que alguna vez haya terminado en un hospital con algun amigo que tuviese una intoxicación etílica hab