Bebidas y Tragos
Buscar en el sitio:
Categorias +

Agua, liquido vital

El , la más natural y universal de las , es el único líquido indispensable para el cuerpo. Para que sea potable debe ser límpida, insípida, inodora y sobre todo de una gran pureza bacteriológica (el agua de lluvia a menudo esta cargada de impurezas suspendidas en la atmósfera). Existen dos clases de agua potable: la corriente (actualmente de la llave, antaño, aljibe, fuente o manantial) y la mineral, que es de origen subterráneo y contiene oligoelementos y otras sustancias minerales que son beneficiosas para la salud y que son preservadas gracias al embotellado.
Fueron los italianos quienes popularizaron el consumo de aguas minerales en la mesa, costumbre que se manifestó hace unos lustros como consecuencia de los sistemas modernos de embotellado y distribución. Además, el agua corriente tiene ahora un ligero sabor debido al cloro que se le añade para garantizar potabilidad, lo que ha hecho aumentar el consumo de aguas envasadas.

El fenómeno de la sed

El organismo humano precisa, en condiciones normales, unos 2.5 a 3 litros diarios de agua para mantener el equilibrio hídrico. Cuando la cantidad de agua desciende, se estimula el centro de cerebro encargado de mantener el volumen hídrico corporal y se desencadena la sed, que se percibe como una sensación de sequedad en la boca. La capacidad para calmar la sed es diferente según las bebidas, siendo el agua pura el líquido más eficaz. El gas carbónico también acelera la asimilación de líquidos, pero la presencia de azúcar o cafeína reduce la capacidad para saciar la sed.

Las bebidas más eficaces contra la sed

- Agua 100%
- Bebidas Isotónicas 94%
- Tónica 94%
- Gaseosas 92%
- Te y Café 97%
- Bebidas Energéticas 89%
- Colas 88%
- Zumos de frutas 80/90%